jueves, 9 de marzo de 2017

Venezuela: Dar de comer es posible a pesar de las carencias


Son muchas las iniciativas solidarias en esta época de Cuaresma para hacerle frente a la adversidad.

La parroquia San Francisco de Asís, en El Tocuyo, enfrenta las adversidades con solidaridad, trabajo en equipo, desprendimiento y mucha fe en Dios


La Conferencia Episcopal Venezolana con la iniciativa del programa Ollas Comunitarias que forma parte de la Campaña Compartir 2017 y que Cáritas de Venezuela desarrolla desde el inicio de esta época de Cuaresma, ha permitido descubrir iniciativas de solidaridad a pesar de la situación tan adversa y compleja como la que se vive en el país suramericano.

Uno de estos testimonios se vive en la parroquia “San Francisco”, ubicada en El Tocuyo, municipio Morán del estado Lara, a cargo del padre Jesús Martínez. Desde el 4 de octubre de 2016, día del santo patrono, “gracias a la buena voluntad de un grupo de fieles, y ante tanta demanda de ayuda de muchas personas”, decidieron dar de comer al hambriento.

Tras requerirse al padre Martínez su testimonio, contó en la página de la Parroquia San Francisco de Asís, que después de obtener algunos insumos de parte de los feligreses, arrancaron el 15 de octubre pasado con la primera “Olla solidaria”. Dieron de comer a cien personas.

Trabajo en equipo

Luego, por seis domingos consecutivos se repitió la experiencia, en la que fue incrementándose el número de los beneficiarios”, sostuvo. 

Pero el sacerdote resalta la participación “de los benefactores y voluntarios”; entre estos, cita a la fundación Hijos de Morán, con quienes se impusieron un nuevo reto: ofrecer el servicio diariamente.

Desde el 1 de diciembre de 2016 hasta el presente, realizan ininterrumpidamente “jornadas de alimentación, en las que actualmente se benefician más de 700 personas diarias”, contando los que acuden a la parroquia, así como otros a quienes se les lleva diariamente a sus casas o al hospital y también varios días a la semana a los privados de libertad.

El padre Martínez reconoce el trabajo realizado por un equipo de voluntarios que se comprometen por grupos de 20 personas a prestar el servicio diariamente. 

Realizan el trabajo de preparación de los alimentos, lavado, picado, cocción, servicio en las mesas y lavado de platos y utensilios de cocina”, cuenta. También reciben a los comensales, les brindan acompañamiento, dialogan con ellos, les imparten charlas y juega con los niños.

Enseñando a pescar



La ayuda que la Iglesia de El Tocuyo les brinda a sus feligreses más necesitados no se queda únicamente en los alimentos. No sólo les dan el pescado, sino que los quieren enseñar a pescar. Organizan jornadas de corte de cabello, dotación de vestimentas, entrega de juguetes a los niños -como ocurrió el 25 de diciembre de 2016- y otras actividades recreativas.

“Para los voluntarios se han realizado jornadas de capacitación de higiene y manipulación de alimentos, así como talleres de nutrición, dirigidas por personal calificado. Para prestar este servicio se cuenta con un local, propiedad de nuestra parroquia San Francisco, que se ha habilitado como cocina, y para el cual hemos ido obteniendo por donaciones o compras los utensilios necesarios para tal fin”, precisa el joven y entusiasta sacerdote.

La parroquia tiene en proyecto la creación de una escuela para “ofrecerles a los beneficiarios el conocimiento básico de algún oficio según las habilidades y destrezas que manifiesten poseer, para poder así reinsertarse en el campo laboral y de esta manera ir logrando su crecimiento laboral y socioeconómico”, explica.

Llamado a colaborar


El padre Jesús Martínez hace un llamado “a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a que se sumen a esta noble causa”. Recuerda las palabras de Jesús: “porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, fui forastero y me acogieron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, en la cárcel y vinieron a mi…”.

Finalmente, deja a disposición de posibles benefactores la cuenta corriente en el Banco Provincial, a nombre de Parroquia San Francisco, signada por el número: 0108 2439 71 01001 05253; el RIF J-40302621; el correo: pjesusmartinez@gmail.com; y los números telefónicos para contactar: +58 253 6633547 +58 426 2515883.



VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.