jueves, 2 de marzo de 2017

El Cardenal Urosa llama a renunciar al pecado y ser solidarios con los más necesitados



El Arzobispo de Caracas exhorta a que en esta Cuaresma, se “renuncie al pecado y sus consecuencias”, y “seamos más solidarios” con quienes están padeciendo hambre en Venezuela

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Fotos Facebook Adán Ramirez O.

Caracas, 02 de marzo de 2017.- El cardenal Jorge Urosa Savino presidió la misa de este Miércoles de Ceniza en la Catedral Metropolitana de Caracas dando inicio a la Cuaresma, con un llamado a la conversión personal, a la solidaridad, al compromiso social con los más necesitados, además de pedir que se rezara por Venezuela, la familia y el trabajo de la iglesia.

En esta ocasión, el arzobispo de Caracas, estuvo acompañado del Deán del Capítulo Catedralicio, monseñor Adán Ramírez Ortíz; los rectores de los seminarios “Santa Rosa de Lima” y “Redemptoris Máter”, presbíteros Francisco Morales Villegas y César Hernández; además de un grupo de sacerdotes del clero capitalino y seminaristas.  

La conversión es cambio de vida, arrepentimiento, transformación y renovación moral”, dijo Urosa en su último mensaje de inicio de Cuaresma. 

“Teniendo presente la bondad misericordiosa de Dios para con el pecador arrepentido, los invito, queridos hermanos, a renunciar al pecado y sus consecuencias, a dejar la frialdad religiosa y el materialismo, y a vivir de acuerdo a la palabra de Cristo”, sostuvo.

La necesaria conversión del hombre

El Arzobispo considera que para el hombre siempre ha sido necesaria la conversión, mucho más en los actuales momentos cuando el secularismo o la indiferencia hacia Dios tratan de ganar terreno en el mundo en contra del hombre, la familia y la fe.

“Pero hoy, dado el avance del secularismo, es decir, de la frialdad e indiferencia religiosa y del olvido y rechazo de Dios, del avance del desenfreno afectivo-sexual, y de tantos vicios y defectos, tales como la violencia y el odio, la corrupción, el despilfarro y la pereza, es más urgente que haya de parte de nosotros una verdadera conversión”.

Para un verdadero cambio, propone: “intensificar la práctica religiosa, especialmente la participación en la Misa dominical, la recepción de los sacramentos y la oración fervorosa; dejar a un lado el pecado y acercarnos confiados al Dios de la misericordia”.

El Purpurado sostiene que ese “es el camino seguro para alcanzar la paz de la conciencia, la convivencia social, la felicidad, y la salvación eterna”.

Insiste en que “hemos de abandonar todo cuanto vaya en la línea del pecado, y debemos ser en nuestra familia, en nuestra comunidad y en nuestra querida Caracas, promotores auténticos de una verdadera civilización del amor y de la justicia”.

Campaña Compartir y las Ollas Solidarias

Cabe señalar que en las diferentes iglesias de Caracas y Venezuela en general, con el inicio de la Cuaresma, arrancó también la Campaña Compartir 2017 que es impulsada por Cáritas de Venezuela y la Conferencia Episcopal Venezolana.

La campaña tiene este año por tema principal la solidaridad con quienes padecen hambre en el país, y se cumplirá bajo el lema: “Ollas comunitarias... aún queda mucho por hacer”, como fue recordado por el arzobispo de Caracas.








VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.