miércoles, 30 de diciembre de 2015

Cardenal Urosa exige al gobierno respetar los resultados del 6D




El arzobispo de Caracas clama por la paz y el diálogo en la Venezuela post 6 de diciembre

Caracas, 30 de diciembre de 2015.- El cardenal Jorge Urosa Savino le pide al gobierno nacional y a los demás órganos del Estado, “trabajar por la paz respetando los resultados de las elecciones y permitiendo la legítima actuación de la nueva Asamblea elegida por el pueblo venezolano”.

Así lo ha referido en su mensaje de mensaje de Año Nuevo 2016, titulado: “Feliz año de la Misericordia”, y que los sacerdotes del clero capitalino leerán en las Misas del 1 de enero, y en las del fin de semana 2 y 3 de enero.

El arzobispo pidió al gobierno nacional “superar la confrontación entre hermanos, respetar la voluntad del pueblo, y entablar el diálogo institucional necesario e imprescindible entre los diversos órganos del poder público”.
Consiera que luego de las elecciones parlamentarias del 6D, “los venezolanos tenemos una obligación y oportunidad especial de trabajar por la paz”.

Añadió que los ciudadanos quieren paz y convivencia. “No queremos confrontaciones, conflictos ni violencia”. En ese orden indico que a las autoridades y a los dirigentes políticos "les corresponde el deber constitucional de trabajar por la paz, respetando y haciendo respetar la Constitución y las leyes de la República”.

Arzobispo de Maracaibo desea un 2016 de dialogo entre gobierno y oposición


Exhortó a los diputados que el 5 de enero asumirán las riendas de la Asamblea Nacional a “tener presente que el hemiciclo es un ambiente donde debe prevalece el bien común”


A pocos días de finalizar el año 2015, monseñor Ubaldo Santana Sequera, arzobispo de Maracaibo envió un mensaje al pueblo venezolano, en el que invitó a vivir  el Año Santo de la Misericordia que Su Santidad el papa Francisco convocó.


En cuanto al nuevo periodo legislativo que inicia junto al 2016, el prelado llamó a dejar a un lado las diatribas políticas que a su juicio han hecho daño al país y a los venezolanos. 


Consideró importante que en la Asamblea Nacional electa el pasado 6 de diciembre y cuyos diputados -en su mayoría son opositores-, reine la concordia y sabiduría, para que sepan legislar en pro de los valores y las necesidades reales del país.


Santana, quien por 2 períodos fuera presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, exhortó a los diputados que el próximo 5 de enero asumirán las riendas del parlamento nacional a “tener presente que el hemiciclo es un ambiente donde debe prevalece el bien común”.


En este momento, consideró el sacerdote, “la fe y la solidaridad son dos palabras fundamentales que deben alimentar a la vida de los venezolanos, Lo fundamental de los venezolanos debe ser mantener la fe en Dios”.


Finalizó invitando a los venezolanos a seguir unidos en la fraternidad y oración por el país que todos deseamos, y que hemos tenido la dicha de ser bendecidos con abundantes gracias, pues Venezuela es una tierra fértil, poseemos climas variados, y su gente es hospitalaria y amigable.


A continuación el mensaje íntegro del Cardenal Arzobispo de Caracas:

FELIZ AÑO DE LA MISERICORDIA
Mensaje de Año Nuevo 2016,
+ Jorge Urosa Savino, Cardenal Arzobispo de Caracas
A los venerables sacerdotes, a los diáconos, a los miembros de institutos de vida consagrada, a todos los fieles católicos, y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Queridos hermanos y hermanas:

1. Los cristianos sabemos que Jesucristo, el Verbo de Dios hecho carne (Cf. Jn 1,14), cuyo nacimiento celebramos en este tiempo navideño, es Dios-con-nosotros (Mt 1,23). Por eso iniciamos el nuevo año llenos de esperanza. En este año 2016, lo hacemos en el marco de la celebración y la exigencia de la misericordia, puesto que el Papa Francisco ha convocado a todos los católicos del mundo entero a celebrar el Año de la Misericordia para que apreciemos mejor esa hermosísima cualidad de Dios, y para que practiquemos cada vez más la misericordia con nuestros hermanos.
2. El inicio de cada año aviva en nosotros anhelos de felicidad, y renueva en nuestros corazones la esperanza de una vida mejor, pues sabemos que Dios nos ama y quiere nuestro bien. Además, la reflexión sobre la misericordia divina, manifestada en Jesucristo, Dios hecho hombre para redimirnos de nuestros pecados y para indicarnos el camino de la felicidad, nos reafirma en esa esperanza.

TRABAJAR POR LA PAZ Y PRACTICAR LA MISERICORDIA

3. Cada 1 de enero, al celebrar la Jornada Mundial de Oración por la Paz, la Iglesia Católica ora especialmente por la paz mundial, por la paz entre los pueblos, por la paz en cada país, en cada comunidad, en cada familia, y en nuestros corazones.
4. La Jornada Mundial de la Paz es una ocasión para reafirmar la obligación que cada uno de nosotros tiene de trabajar por la paz. Así nos enseña Jesús en el Sermón de la Montaña, cuando al indicarnos el camino para conseguir la felicidad, nos dice: “Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados “hijos de Dios” (Mt 5, 9).
5. La paz es, pues, una exigencia, y al mismo tiempo un don de Dios que nos lleva a la felicidad. Pero además, trabajar por la paz es practicar la misericordia. En efecto: trabajar por la paz es buscar el bien común, hacer el bien a los demás, saber perdonar las ofensas, resolver los problemas de las naciones, solucionar los conflictos, ayudar al necesitado, respetar las leyes. Todo eso es misericordia: todo eso es trabajar por la paz.
6. Este año, luego de las elecciones parlamentarias del 6 de Diciembre, los venezolanos tenemos una obligación y oportunidad especial de trabajar por la paz. Especialmente el Gobierno Nacional, así como los otros órganos del Estado, deben trabajar por la paz respetando los resultados de las elecciones y permitiendo la legítima actuación de la nueva Asamblea elegida por el pueblo venezolano. En efecto, hay que superar la confrontación entre hermanos, respetar la voluntad del pueblo, y entablar el diálogo institucional necesario e imprescindible entre los diversos órganos del poder público.
7. Los venezolanos queremos paz; queremos convivencia social, queremos vivir como hermanos. No queremos confrontaciones, conflictos ni violencia. A las autoridades y a los dirigentes políticos les corresponde el deber constitucional de trabajar por la paz, respetando y haciendo respetar la Constitución y las leyes de la República.

LA PAZ: DON DE DIOS E IMPERIOSA TAREA HUMANA

8. Que en este año 2016, Año de la Misericordia, nos comprometamos de verdad a trabajar por la paz y a ser misericordiosos como nuestro Padre celestial. Para ello pongamos en práctica las palabras del Papa Francisco en su Mensaje de este año para la Jornada Mundial de Oración por la Paz: “no perdamos la esperanza de que 2016 nos encuentre a todos firme y confiadamente comprometidos, en realizar la justicia y trabajar por la paz en los diversos ámbitos. Sí: la paz es don de Dios y obra de los hombres. La paz es don de Dios, pero confiado a todos los hombres y a todas las mujeres, llamados a llevarlo a la práctica”.
9. Oremos confiadamente al Señor por la paz en Venezuela, para que resolvamos nuestros problemas de manera pacífica. Pongamos nuestros anhelos y esperanzas de paz y de felicidad en manos de María Santísima, Nuestra Señora de Coromoto, para que, trabajando por la Paz, vivamos como hijos de Dios. ¡Que Dios nos conceda a todos un año 2016 muy feliz! Amén.
Con mi afectuosa bendición episcopal, 
+JORGE L. UROSA SAVINO,
Cardenal Arzobispo de Caracas. 30 de diciembre de 2015

Nota.- Amablemente pido y agradezco a todos los sacerdotes leer este mensaje en todas las Misas del 1 de enero, y en las del fin de semana 2 y 3 de enero. Card. Urosa.



El Papa invitó a rezar y llevar solidaridad a los 150.000 evacuados en América del Sur






 
El papa Francisco al final de la audiencia general de este miércoles 30 de diciembre pidió oraciones y manifestó su cercanía a los damnificados de las inundaciones ocurridas en varios países del mundo, asolando extensas zonas también del cono sur americano.

El pontífice pidió oraciones por los desplazados en Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay. Así como manifestó su preocupación por las poblaciones del noroeste de Inglaterra y Gales, y a las del suroeste estadounidense.

“Invito a rezar por las víctimas de las calamidades que en los últimos días han afectado a los Estados Unidos, Gran Bretaña y América del Sur, en especial en Paraguay, causando lamentablemente víctimas mortales, numerosos evacuados  y cuantiosos daños materiales. Que el Señor dé consolación a esas poblaciones y que la solidaridad fraterna las socorra en sus necesidades”.

En su audiencia general, en la que alentó a los peregrinos de tantas partes del mundo a ver en el pesebre al Niño Jesús que espera ser acogido como “la verdadera forma de libertad que consiste en reconocer y servir a quien tenemos adelante”.

En este sentido, el Obispo de Roma exhortó a la solidaridad fraterna para socorrer a los damnificados.

Según la prensa local, en el cono sur, especialmente en Paraguay, Argentina, Uruguay y Brasil las inundaciones han dejado más de 150.000 evacuados.

Las lluvias y el desborde de los ríos obligaron a miles de familias a pasar la Navidad en refugios o centros de asistencia o en el peor de los casos en parques o zonas públicas. El balance deja también cuatro personas muertas en Asunción y otras dos en el litoral argentino.

Las lluvias han sido causadas por el fenómeno de El Niño. Es una tragedia sin precedentes en las últimas décadas que ha producido las crecidas, que han dejado el mayor número de damnificados en Asunción, alrededor de 100.000.


lunes, 28 de diciembre de 2015

Monseñor Adán Ramírez, un Deán “Callejero de la Fe” en Caracas



Explica que las catedrales también tienen sus periferias, y a estas hay que llegar sin el frío de un templo para que la gente crea en Jesucristo

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic

Caracas, 28 de diciembre de 2015.- Es evidente la frialdad de algunos grandes templos de la cristiandad, especialmente en las ciudades más importantes. Para el común de la gente son espacios únicamente destinados a las ceremonias religiosas, a las visitas de grupos turísticos o a la piedad de muy pocos fieles que acuden “en solitario” a rezar y participar en las misas.

¿Esto tendrá que ser siempre así?, se le pregunta al Deán de la catedral metropolitana de Caracas, monseñor Adán Ramírez Ortiz.

“¡No necesariamente tiene que ser así!”, atajó rápidamente al redactor.

Tampoco los sacerdotes tenemos que esperar que a los templos lleguen los feligreses, debemos ir a su encuentro, a sus espacios naturales e invitarlos a encontrarse con Cristo y reconocerse ellos mismos como ese templo vivo donde habita Dios”, añadió.

De manera convencida aduce que “las catedrales también tienen sus periferias, y deben ser ‘iglesias en salida’, según lo predica el Santo Padre Francisco”.

Iglesia de puertas abiertas


Desde que asumió la Catedral de Caracas el 6 de septiembre de 2015, se puso como reto no sólo trabajar para que este templo sea el lugar que custodia el arte y la cultura que gira en torno a la principal iglesia del catolicismo en Venezuela, sino también que sea el centro de pastoral en pleno corazón de la convulsionada ciudad de Caracas.

La estrategia pastoral de Ramírez Ortíz, poco a poco va rindiendo sus frutos.

“Ciertamente se ha incrementado la asistencia de los fieles a la Catedral, gracias a que fueron abiertas de par en par las puertas para que los caraqueños entren a ella, y se encuentren con Dios y con parte de la historia de la ciudad”, comentó.

Misericordia de Dios en la calle

Pero su trabajo va más allá del espacio que ocupa la imponente catedral, es “un callejero de la fe”, como él mismo se describe, y su anterior trabajo en la Basílica Santa Teresa, es un claro testimonio de ello. “La clave de la evangelización está en acercarnos a la gente y compartir con ellos; escucharlos y aprender de ellos”, explicó.

Entre los grupos sociales con los que ha contactado desde la catedral metropolitana  de Caracas está el de ancianos, a quienes les lleva con frecuencia un mensaje de aliento.

Precisamente, este domingo 27 de diciembre, fiesta de la Sagrada Familia, junto a un grupo de jóvenes que le apoyan, el Deán compartió con muchos de estos hombres y mujeres agrupados en el club de los abuelos que funciona en la plaza “El Venezolano”.

Los abuelos y ancianos son la reserva moral de la sociedad que hay que cuidar”, dijo el sacerdote. Luego detalló que lo invitaron para que les diera un mensaje de Navidad y bendijera los alimentos que comparten diariamente en estos espacios.

Es una labor sencilla, pero necesaria, para que la gente sienta la cercanía de la Iglesia y de sus sacerdotes, especialmente en este Año de la Misericordia”, comentó.


De esta manera los asientos vacíos de la catedral se han comenzado llenar, y los feligreses poco a poco y con alegría, asumen tareas propias de la evangelización de estos tiempos. “Si no voy a la calle el templo sigue vacío”, concluyó el Deán.



Iglesia de Maracaibo inicia los jubileos en el Año Santo de la Misericordia



Para el mes de enero se tiene previsto continuar con los jubileos, celebrándose el de la Vida Consagrada el 31, mientras el 25 de enero se celebrara la fiesta de conversión de San Pablo

Ramón Antonio Pérez / @GuardianCatolic
Prensa Arquidiócesis de Maracaibo

El pasado fin de semana la Arquidiócesis de Maracaibo, dio inicio a los jubileos preparados para celebrar el Año de la Misericordia, convocado por el papa Francisco, quien a través del documento “Misericordiae Vultus”, y que tiene como icono central la Puerta Santa en las catedrales del mundo las cuales serán lugar de peregrinación.



En Maracaibo se ha dispuesto a lo largo del año una serie de jubileos que intentan integrar la vida religiosa con la vida civil, según ha difundido la oficina de prensa de la Arquidiócesis de Maracaibo.

El 26 de diciembre, con motivo del día de San Esteban, se celebró el Jubileo de los Diáconos Permanentes, quienes acompañados de sus familiares asistieron a la Catedral de Maracaibo como signo de entrar a una vida nueva.

Durante la homilía, monseñor Ubaldo Ramón Santana Sequera, exhortó a los diáconos a “seguir sirviendo al pueblo a través del ministerio que se les ha encomendado, y que junto a sus esposas e hijos sean testimonios de servicio”.


El domingo 27 de diciembre, día en que la iglesia festeja la Sagrada Familia de Nazaret, la arquidiócesis celebró el jubileo de las familias, en la que los movimientos y pastorales relacionadas a la familia asistieron y junto a monseñor Ubaldo Santana.

Se realizó una peregrinación desde la capilla de Santa Ana hasta la Catedral, y tras cumplir con los requerimientos, atravesaron la Puerta Santa para ganar las indulgencias plenarias, renovando de igual manera sus promesas bautismales.

Programación


Se conoció que para el mes de enero se tiene previsto continuar con los jubileos, celebrándose el de la Vida Consagrada el 31 de enero, mientras el 25 de enero se celebrara la fiesta de conversión de San Pablo, con una celebración ecuménica en la que participaran los representantes de las distintas profesiones de fe que hacen vida en la ciudad y que ese día se reunirán para disertar sobre un tema común.

Recordamos que la Puerta Santa está abierta de lunes a viernes de 8:00am a  12.00m y de 4:00pm a 6:00pm de la tarde. Los sábados de 4:00pm a 6.30pm y domingos 7:00am a 11:00am y de 4:00pm a 7:00pm


******************************
Intentan robar Puerta Santa  de la Arquidiócesis de Maracaibo

El 23 en la mañana personal de la catedral notó que la base de la puerta estaba desprendida, temen que se trate de vandalismo o ritos esotéricos. Hoy se celebra la misa jubilar de la familia desde las 8.15 de la mañana

Paulina Chirinos

Comunidad eclesiástica espera que la puerta se conserve intacta. (Foto: Gabriela Sanz)

Intentaron llevarse un pedazo de la Puerta Santa. El portal del templo que se nombró santo sufrió un atentado el 23 de diciembre. El padre Silverio Osorio, Vicario de la Catedral de Maracaibo, se dio cuenta de sucesos a las 5.15 de la mañana, cuando al abrir las compuertas de la Iglesia se fijó en la irregularidad: la base de la puerta estaba desprendida. 
El presbítero comentó que es la primera vez que ocurre este hecho en la Catedral. Luego de hacer el hallazgo la remendaron con unos clavos, esperan que la semana que viene la reparación esté terminada. 
Monseñor Ubaldo Santana, arzobispo de Maracaibo, afirmó que están preocupados e inquietos ya que desconocen el origen del daño hacia la puerta. “No queremos sacar conjeturas de ningún tipo antes de averiguar”.

Las presunciones van desde una profanación de la puerta para ritos esotéricos, espiritistas o simplemente actos vandálicos de personas discordantes con la fe católica. Debido a que las compuertas se nombraron santas el 13 de diciembre, al comenzar el año jubilar de la Misericordia. 

Supersticiones 

Las puertas de la catedral son custodiadas hasta entrada la noche por dos policías regionales, en la madruga sin vigilancia los actos no fueron avistados. Pocos fieles se percataron del hecho mostrándose temerosos y escandalizados. 

El padre Osorio lamentó el acontecimiento asegurando que aunque algunas de las personas que acuden a la catedral tienden a ser “muy supersticiosas”.Relató que a la iglesia se acercan personas que entran por la puerta principal y salen por una lateral alegando ser enviadas por “médicos” únicamente a eso. También fieles que se bañan en el agua bendita ubicada en las pilas, “no queremos pensar que se trata de actos espiritistas, pero no lo sabemos”. 

Puerta Santa

La recuperación de La Puerta Santa fue un trabajo “bastante grande”, de acuerdo con el presbítero Osorio. Desde octubre un grupo de albañiles se abocaron a hidratar, pintar y adecuar la pieza para el inicio del Año Jubilar de la Misericordia decretado por el papa Francisco. Fundaciones y personas consiguieron los recursos para que la obra fuera posible. Para el 13 de diciembre estuvo lista. 

El arzobispo deseó que la puerta esté en las mejores condiciones posibles, ya que es la insignia de este Año Santo y extraordinario de la Misericordia. “Ojalá podamos determinar pronto de dónde vienen esos daños que le están causando. Queremos que se mantenga porque es un trabajo inmenso el que se ha hecho aquí por profesionales de una gran calidad humana, profesional y cristiana”. 





domingo, 27 de diciembre de 2015

Papa Francisco: “En la familia es donde se nos educa al perdón”





El papa Francisco encomendó a las familias seguir el “peregrinaje doméstico” y perseguir su papel educativo “tan necesario” en el mundo y en la Iglesia. Así destacó, la familia como “lugar privilegiado en el que se experimenta la alegría del perdón”, “la educación a la oración”, el agradecimiento y la cercanía a los últimos y más frágiles.

“No perdamos la confianza en la familia. Es hermoso abrir siempre el corazón unos a otros, sin ocultar nada. Donde hay amor, allí hay también comprensión y perdón”, dijo el Papa durante la Misa en la Basílica Vaticana en ocasión de la Fiesta de la Santa Familia de Jesús, María y José este domingo 27 de diciembre.

“Podemos decir, que la vida de la familia es un conjunto de pequeños y grandes peregrinajes”, apuntó, en el primer gran evento en el Vaticano después de la apertura de las Puertas Santas de las Basílicas romanas y la celebración de la Navidad en un clima de “sobriedad”, como pidió en la misa de Nochebuena.

En la celebración de hoy con las familias romanas y peregrinos venidos para el Jubileo de las Familias, exhortó a que este Año de la Misericordia, “toda familia cristiana sea un lugar privilegiado” del perdón que “es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio”.

“En el seno de la familia es donde se nos educa al perdón, porque se tiene la certeza de ser comprendidos y apoyados no obstante los errores que se puedan cometer”, expresó.

Un peregrinaje familiar que no termina cuando se ha llegado a la meta del santuario. El Papa puso el ejemplo de Jesús que volvió a Nazaret y vivía sujeto a sus padres (cf. Lc 2,51). Un peregrinaje que termina cuando “se regresa a casa y se reanuda la vida de cada día, poniendo en práctica los frutos espirituales de la experiencia vivida”.
En su homilía a las familias, el Obispo de Roma explicó que tal vez, Jesús cuando se quedó en el Templo de Jerusalén preocupando a su familia, especialmente a María, se unió “estrechamente a ellos, para mostrar afecto y obediencia”.

“Por su «aventura», probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres. El Evangelio no lo dice, pero creo que lo podemos suponer”, remarcó.

Sucesivamente, explicó que existen pequeños gestos del peregrinaje cotidiano de las familias que acercan a Dios. Los padres que hacen en la frente de sus hijos “la señal de la cruz como el día del Bautismo”.

“Bendecirlos, es decir, encomendarles al Señor, para que sea él su protección y su apoyo en los distintos momentos del día”, agregó.

En tradición familiar destacó la oración en la mesa. “Qué importante es para la familia encontrarse también en un breve momento de oración antes de comer juntos, para dar las gracias al Señor por estos dones, y para aprender a compartir lo que hemos recibido con quien más lo necesita”.

Después de la lectura del Evangelio en la que se describe la marcha de José, María y Jesús hacía Jerusalén para la fiesta de la Pascua, el Papa acentuó que “la peregrinación la hace toda la familia”.

El Papa dirigió su pensamiento a los peregrinos “que acuden a los santuarios y lugares entrañables para la piedad popular”. En estos días, “muchos se han puesto en camino para llegar a la Puerta Santa abierta en todas las catedrales del mundo y también en tantos santuarios”.

En este sentido, indicó como una lección importante para nuestras familias es realizar el peregrinaje juntos: “Papá, mamá y los hijos, van juntos a la casa del Señor para santificar la fiesta con la oración”.
“Cuánto bien nos hace pensar que María y José enseñaron a Jesús a decir sus oraciones. Y saber que durante la jornada rezaban juntos”, añadió.

Igualmente, destacó el peregrinaje como imagen de la unión familiar. “Qué importante es para nuestras familias a caminar juntos para alcanzar una misma meta. Sabemos que tenemos un itinerario común que recorrer; un camino donde nos encontramos con dificultades, pero también con momentos de alegría y de consuelo”, expresó.

Leer también: Papa Francisco: ¿Para qué sirve perdonar? 

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.