miércoles, 31 de enero de 2007

Laicos de Guarenas llaman a fortalecer la unidad de los católicos

Guarenas, 31 de enero de 2007

Apoyan la exhortación de la CEV: “Tiempo de diálogo para construir juntos”

El Consejo Diocesano de Laicos, CODILA, organismo que agrupa a los movimientos de apostolado seglar, así como a los católicos no asociados del eje Guarenas - Barlovento, estiman que en el marco de la celebración del décimo aniversario de la Diócesis de Guarenas, la exhortación del episcopado venezolano: “Tiempo de diálogo para construir juntos”, constituye una herramienta pastoral que motiva a la unidad de la Iglesia no sólo en esta región mirandina sino en todo el país. Por ello, consideran prudente hacer un llamado para continuar con las tareas de evangelización y brindándole apoyo al obispo Gustavo García Naranjo, a fin de que el Reino de Dios se siga expandiendo, más allá de las dificultades por las que atraviesa la población venezolana en general, especialmente los sectores más pobres.
Para el CODILA, a diez años de creada esta Diócesis, se ha contado con una acertada conducción pastoral por parte de Monseñor García Naranjo quien junto a sus sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos comprometidos, ha permitido fortalecer la identidad eclesial, la unidad de los católicos y la incorporación de más cristianos a las tareas de la evangelización. Ello queda demostrado en los proyectos y actividades que emprende la Diócesis, pero de manera especial, se constató en la misa de la celebración aniversaria, en la Catedral Nuestra Señora de Copacabana, a la que en presencia de todos los miembros del episcopado venezolano, asistieron fieles laicos de las veinticuatro parroquias que conforman la Diócesis de Guarenas. Y quedará demostrada en la próxima tarea evangelización que para este año se llevará a cabo en el ámbito geográfico de la Diócesis
Por ese motivo el CODILA agradece y hace un llamado a los católicos para que a la luz de la exhortación que hizo la Conferencia Episcopal Venezolana, y de los lineamientos del Concilio Plenario Venezolano, se sigan motivando a luchar por nuestros principios y nuestra fe al lado del obispo y sus sacerdotes, a fin de resistir los ataques contra la Iglesia de quienes opuestos a la verdad, amenazan la armonía, la unidad y la credibilidad de nuestros pastores. Es una tarea no sólo de los dirigentes de apostolado, sino de todos los cristianos que habitamos esta Diócesis porque se trata de defender los valores del Evangelio. Nuestra responsabilidad es llevar el mensaje de Jesucristo a todos los hombres.
En tal sentido, a la luz de las palabras de la CEV, el CODILA sostiene que “en medio de las dificultades y problemas que vivimos, no hay cabida para la desilusión y el desencanto. Es la hora de la esperanza. Se impone, en la Iglesia y en la sociedad, una espiritualidad que recree las redes afectivas y los entornos comunicativos a todos los niveles de la comunidad venezolana”. Finalmente, es nuestro deber seguir acompañando a los pastores y a la población en general hacia toma de una conciencia de compromiso, “para seguir proclamando, a tiempo y a destiempo, los valores del reino de Dios, contenidos en las bienaventuranzas evangélicas”.




  1. Por el CODILA:
    Prof Ercilla de Lobos
    Presidenta


  2. Ing. Orlando Arocha
    Vicepresidente


  3. Sra. Domitila de Varela
    Dir. de Formación


  4. Lic. Ramón Antonio Pérez
    Dir. de Información

martes, 30 de enero de 2007

Video: asesinato de fetos



Gracias a la periodista Martha Colmenares he podido conocer este video.

La verdad es que la primera vez me impactó desde el comienzo del mismo, y no pude terminar de verlo. El desprecio a la vida por parte de personas sin escrúpulos parece no tener límites.

Por eso los católicos y demás cristianos estamos llamados a defender la vida, especialmente la de los más indefensos.

A continuación las palabras iniciales de Martha, y la dirección de su blog donde está colocado el video. Espero que no se impacten y tengan el valor de verlo.


Saludos,


Ramón Antonio Pérez
___________________________________________________________________

Un video real de cómo se matan los fetos.
Muy duro de ver

Para ser visto se requiere ser mayor de 18 años. “Muy duro, pero no más duro que la realidad: son imágenes reales”. El video Youtube lo hemos encontrado en el Blog Aborto y Verdad. “Mirar un aborto o sus restos puede ser muy doloroso, pero es la única manera de saber de qué estamos hablando cuando discutimos sobre el aborto. Si algo es muy duro de mirar, posiblemente no deberíamos permitir que pase en la realidad”.

http://blogs.noticias24.com/martha/?p=52

Te invito a:
http://martha.sinmordaza.net/

http://blogs.noticias24.com/martha/

martes, 16 de enero de 2007

"Tiempo de Diálogo Para Construir Juntos"


EXHORTACIÓN DEL EPISCOPADO VENEZOLANO
“TIEMPO DE DIÁLOGO PARA CONSTRUIR JUNTOS”

1. Al inicio de este año 2007, llenos del gozo y la esperanza que nos ha dado la
2. condición humana
3. nen los obispos y sacerdotes y, aún más,
4. o venezolano hizo patente, una vez más,
5. homogénea, sino que tiene diversas
MPO DE DIÁLOGO PARA CONSTRUIR JUNT
celebración del nacimiento del Señor, los Arzobispos y Obispos, como pastores de la Iglesia en Venezuela, saludamos con afecto a nuestros hermanos en la fe y a todos los hombres y mujeres residentes en el país, deseándoles bendición y paz de parte de Dios Padre y de Jesucristo, el Señor. La manifestación del Hijo de Dios revestido de nuestra
revela el infinito amor del Padre: <> (Jn 3,16). Jesucristo vino al mundo a traer vida y salvación a todos los hombres y mujeres, y a establecer el Reino de Dios, reino de amor, justicia y paz. La salvación abarca a la persona entera en todas sus dimensiones, no solamente la espiritual. Tiene que ver con todo lo humano y su contexto político-social, religioso y cultural; la promoción y defensa de la vida, la justicia e igualdad, el trabajo y la seguridad.


Ver más en:


lunes, 15 de enero de 2007

¿Chávez, por qué persigues a los católicos?


Ramón Antonio Pérez
Guarenas, 13 de enero de 2006


Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Con esta expresión se inició una de las más famosas y bellas conversiones en el mundo, dando paso a uno de los evangelizadores más importantes del cristianismo: el Apóstol San Pablo. No obstante, para entender el contexto de este mensaje, es necesario tener una aproximación de la palabra “perseguir” y su aplicación en la realidad de Venezuela. Ello redundará en una mayor claridad ante la postura del presidente Hugo Chávez, sus actuaciones en desmedro de la Iglesia Católica y la manipulación que hace de las creencias de buena parte de sus seguidores, pretendiendo emparentar su proyecto sociopolítico enmarcado dentro de una variedad de pensamientos de por sí contradictorios como la doctrina marxista, con las enseñanzas de Jesucristo.
Según la tercera acepción del Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, citado en la Biblioteca Encarta, perseguir significa “molestar, conseguir que alguien sufra o padezca procurando hacerle el mayor daño posible”. Por su parte, la Enciclopedia Católica dice que: “La persecución puede definirse en términos generales como la coerción ilegal de la libertad de otro o su castigo ilegal, ya que no todo castigo puede ser tomado como persecución”. (Disponible on line: http://www.enciclopediacatolica.com/p/persecucion.htm).
El hecho de fondo revela que desde el apedreamiento de Esteban, citado en el capítulo 7 del libro Los hechos de los Apóstoles, unas pocas semanas después de la fiesta de Pentecostés hasta ahora, alrededor de cuarenta millones de creyentes han sido perseguidos y han tenido que entregar su vida por la única razón de ser cristianos. Este es un número aterrador del cual solamente el siglo pasado fue responsable de casi 30 millones de mártires. Porque el martirio regularmente es la consecuencia de la persecución religiosa.
Entre otras razones que conducen a estos martirios padecidos por los seguidores de Cristo, algunos estudiosos encuentran las siguientes: A) En la actualidad existen más cristianos que nunca antes en el mundo. B) Poderosas ideologías anticristianas o antirreligiosas han organizado una persecución sistemática contra los cristianos, independientemente de que éstas sean católicas, protestantes o de otra tendencia. C) En algunas regiones el cristianismo ha sido identificado con la cultura y la política occidental, y se utiliza la persecución como una venganza. D) Los países occidentales secularizados no defienden ni protegen a los cristianos como lo hacían en el pasado.
Pudiera decirse que en razón de ello, recientemente el Papa Benedicto XVI, durante una de las audiencias celebradas en la Plaza de San Pedro, afirmó que “perseguir a la Iglesia es como perseguir a Cristo”. En esa jornada de catequesis, las palabras del Santo Padre se complementaban a la luz del testimonio de conversión del apóstol San Pablo. Pero estas enseñanzas también se dieron a la par de que los fieles católicos y cristianos en Venezuela, nuevamente escuchaban atónitos las expresiones contradictorias por parte del presidente Hugo Chávez, quien en el marco de los actos de asunción de su nuevo período de gobierno, atacaba ferozmente a los pastores de la Iglesia Católica. Mientras los conminaba a leerse los libros del socialismo, es decir a Marx, Engels, Lenin y sus allegados, al mismo tiempo señalaba que Jesucristo “fue el primer socialista de la historia”. Por ello triangulando con las enseñanzas del Santo Padre, la verborrea medio atea o medio creyente de Chávez, y la experiencia de San Pablo, es bueno concretar una aproximación única en este análisis: jamás tendrá éxito el poderoso que persigue a los cristianos. Veamos.
El incansable perseguidor de aquellos hombres que formaban parte de la primera comunidad cristiana, vale decir de la Iglesia primitiva, infructuosamente intentó acabar con los creyentes que “se reunían en el Templo con entusiasmo, partían el pan en sus casas y compartían con alegría y con gran sencillez de corazón”. Las cosas le salieron al revés a Saulo, y Dios le tenía guardada una gran sorpresa.
Pues bien, el libro de los Hechos de los Apóstoles refiere en el capítulo 8 que Saulo “trataba de destruir a la Iglesia. Entraba casa por casa, hacía salir a los hombres y mujeres y los metía en la cárcel”. Más adelante, después de la lapidación del apóstol Esteban, el capítulo 9 señala que Saulo “no desistía de su rabia proyectando violencias y muerte contra los discípulos del Señor”. Sin embargo, a pesar de estos intentos por silenciar a los cristianos, los apóstoles continuaban con su prédica para expandir la buena noticia del Reino de los Cielos en distintas poblaciones, acercando más personas al Camino y a la Palabra de Jesucristo. Los cristianos no tenían temor a pesar de las amenazas, cárceles, torturas y muertes propinadas por los poderosos de turno.
Refiere el citado capítulo de los Hechos de los Apóstoles que un sumo sacerdote se le acercó a Saulo con el fin de pedirle que detuviera a unos seguidores de Cristo y los llevara desde Damasco presos hasta Jerusalén. Como se sabe los discípulos de Jesucristo estaba predicando la Buena Nueva del Reino. Pero resulta que mientras el perseguidor iba de camino a Damasco, “le envolvió de repente una luz que venía del cielo. Cayó al suelo y oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Preguntó él: ¿Quién eres tú, Señor? Y él respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues”.
En Venezuela, desde la instauración del primer gobierno del presidente Hugo Chávez, con frecuencia de su boca se escuchan expresiones de amenazas, repudio y rechazo hacia las autoridades de la Iglesia Católica. Son cuestionamientos sin base que llevan implícitas ideas de desprestigio hacia una de las instituciones de más alta credibilidad en el país. Hasta se ha atrevido a darles indicaciones de cómo debe ser la actuación de los sacerdotes en cuanto hombres de Dios, como si éstos cristianos deben suprimir su condición humana y ausentarse de la realidad en que viven.
Las ofensivas palabras del Presidente cada vez se tornan en agresiones concretas contra los templos y en no pocos casos contra los mismos sacerdotes. Regularmente cuando un sacerdote o líder laico cuestiona una actuación del Gobierno, éste se enciende en cólera en contra de la institución y le asocia con los supuestos responsables de las desgracias de la población, al considerarlos defensores del sistema bipartidista (adeco - copeyano), sobre el que según el análisis sociopolítico de su régimen, recae la responsabilidad de los males que agobian al país, aunque tal estimación no considera los ocho años de ejercicio del poder chavista como una continuidad y consecuencia de aquellos.
Pero otra intención oculta dentro de la actuación de este régimen contra la Iglesia venezolana, descubre el deseo de secuestrar y distorsionar el verdadero contenido del mensaje de Jesucristo para ponerlo a su servicio. Es como si la denominada “revolución bolivariana” pretendiera incorporar a su merengada ideológica, elementos doctrinarios y manifestaciones propias del cristianismo para reforzarse ante sus seguidores, haciéndoles creer que el indefinido “Socialismo del Siglo XXI” también tienes raíces de origen mesiánico, es decir, cuenta con la “bendición de Dios” y con al aprobación de Cristo.
Nada más alejado de la verdad en cuanto a los objetivos del gobierno chavista, porque con este intento de confusión simplemente lo que hacen es ocultar los desmanes y atropellos que se cometen en contra de la dignidad de los venezolanos, incluidos sus seguidores, a quienes en la práctica simplemente consideran seres sin dignidad. Los pobres son para este tipo de régimen un grupo social del cual sólo hay que servirse para mantenerse en el poder. A los menesterosos hay que servirles las migajas de la riqueza petrolera, para mantenerlos leales y contentos. Esta es una distorsión del poder ante lo cual la Iglesia Católica no se ha quedado en silencio en ninguna parte del mundo.
Los Obispos venezolanos tampoco han guardado silencio ante el ataque contra el sistema democrático, la libertad de expresión, el derecho de informar y estar informado del cual debe gozar la población. No se ha quedado tranquila ante la pretensión de acabar el derecho a la propiedad privada. No se ha quedado muda ante la pretensión de desviar el derecho a la educación con un sentido laicista en la cual sean los padres quienes decidan dónde y qué estudiar sus hijos, en contraposición con el deseo de imponer un sistema educativo adoctrinador y unívoco por parte del chavismo.
De allí que los ataques de Chávez contra la Iglesia Católica, en el fondo constituyen una persecución a la libertad religiosa. Es una vil manera de darle continuidad a ese grupo de emperadores, tiranos, reyes y dictadores que intentaron silenciar y borrar de la faz de la tierra a los cristianos durante toda la historia humana. Hoy lo hace contra la Iglesia católica, mañana lo hará contra los demás grupos cristianos y otras manifestaciones de fe.
La Iglesia Católica siempre ha sufrido la pretensión de ser aniquilada por tendencias religiosas y políticas que se sienten cuestionadas por las creencias y fortalezas del cristianismo. La persecución religiosa en contra de los católicos siempre ha sido una realidad. Pero ni “los poderes del infierno prevalecerán contra ella", dice Jesucristo. Es decir, la permanencia de la Iglesia Católica como parte de la historia del mundo pasado, actual y futuro, es un hecho y una gracia que se ha dado por parte de Dios Padre.
Finalmente, aunque la conversión de Saulo llevó a éste hacia el buen camino, parece imposible, que quien ahora Gobierna en Venezuela aún persistiendo en su deseo de acabar con la Iglesia Católica, no encuentre su camino de Damasco. No obstante, sí es posible que llegue a sucumbir mucho antes que esta, cuando llegue a preguntarse: ¿Chávez, por qué persigues a los católicos? Y de la respuesta que Dios le tiene reservada no se escapará.

Correo: ramon__perez@cantv.net
Blog: http://elguardiancatolico.blogspot.com
___________________________________________________________________
Trabajo publicado el Diario La Voz

jueves, 11 de enero de 2007

Carta al Presidente Hugo Chávez


Caracas, 14 de diciembre de 2006
Prot. 98-12/2006-P.


CDNO. COMANDANTE HUGO CHÁVEZ FRÍAS
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Su Despacho.-


Señor Presidente:


Con un respetuoso saludo nos dirigimos a Ud. luego de las elecciones presidenciales, para felicitarlo por su reelección al cargo de Presidente de la República. Nuestras felicitaciones van acompañadas por las oraciones que San Pablo pide dirijamos a Dios por nuestros gobernantes, “para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda piedad y dignidad” (1 Tim 2,1-2) y para que su nuevo mandato sea positivo para todos los venezolanos, sin excepción alguna.

Al felicitarlo queremos también como Obispos, pastores de todos los católicos de Venezuela, manifestarle algunas inquietudes, que, como Ud. sabe, están animadas de la mejor buena voluntad, y solamente persiguen promover el bien común y la paz de todos los que habitamos en nuestra querida Patria.

En primer lugar, la necesidad, que hemos expresado tantas veces, de que el poder que le ha conferido el pueblo sea ejercido con una actitud de respeto a las minorías, promoción de la concordia, diálogo, y entendimiento de todos los venezolanos, dentro del marco de la Constitución y las leyes, tal como Ud. lo ha manifestado recientemente.

Queremos también referirnos al tema de la educación ya tratado con las autoridades correspondientes, y sometido a su consideración mediante una carta del Episcopado venezolano fechada el pasado 12 de julio de 2006. Es nuestra aspiración que la nueva Ley Orgánica de Educación responda a la amplitud democrática que anima la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, sin que una visión estatista, politizada y, además, excluyente de la religión, se haga presente en esa nueva ley. En este aspecto, como hemos señalado públicamente tantas veces, el carácter laico de la educación ha coexistido siempre en Venezuela, sin ningún conflicto, con la enseñanza de la Religión en las escuelas, públicas y privadas.

Esperamos también que los proyectos de Ley de Cultos y de Cooperación Internacional sean ampliamente debatidos y lejos de ser restrictivos constituyan una afirmación progresiva de los derechos consagrados en la Constitución.

En cuanto respecta a su propuesta del “socialismo del siglo XXI”, que Ud. ha presentado como originario, indoamericano, bolivariano, robinsoniano, zamorano y cristiano, esperamos que sea una vía de transformación del país abierta a la trascendencia y a la religión, promotora de la inclusión de todos los venezolanos por la vía del diálogo y el convencimiento, que reafirme los derechos inalienables del hombre ya consagrados en la Constitución del 99 y, particularmente, ajena por igual al capitalismo salvaje y a la ideología marxista y estatista, cuyos resultados han sido negativos en los países en que se aplicó.

Por último, y acogiendo su disposición a la apertura en cuanto a algunas personas que se encuentran presas o están siendo sometidos a procesos judiciales por acciones que tienen que ver con hechos políticos, quisiéramos presentarle de nuevo las peticiones de medidas de gracia y de agilidad procesal, con equidad y verdadera justicia, que para todas esas personas ha pedido en varias ocasiones el episcopado venezolano. La amplitud que siempre ha caracterizado el ejercicio del poder en Venezuela, y que también fue aplicada en su caso en 1994, será una señal inequívoca a todo el país de su propósito de ejercer la autoridad con una actitud verdaderamente positiva. La época de Navidad, cuando celebramos la manifestación de la inmensa bondad de Dios para con la humanidad, es propicia para la generosidad política.

Señor Presidente: mucho nos agradaría tener un encuentro con Ud. para presentarle personalmente nuestros respetos e intercambiar ideas sobre estos y otros puntos importantes para la vida del País.

Al expresarle estas inquietudes y reiterarle nuestras felicitaciones, rogamos a Dios lo lleve de su mano por los caminos de la paz y la justicia, para bien de todo el pueblo venezolano. ¡Que el Señor le conceda una Feliz Navidad!

Muy atentamente,



XUbaldo R. Santana Sequera
Arzobispo de Maracaibo
Presidente de la C.E.V.

XRoberto Lückert León
Arzobispo de Coro
1er. Vicepresidente de la C.E.V.

XJorge Cardenal Urosa Savino
Arzobispo de Caracas
2do. Vicepresidente de la C.E.V.

XRamón Viloria Pinzón
Obispo de Puerto Cabello
Secretario General de la C.E.V.

87 ava. Asamblea de C.E.V.



DISCURSO DE APERTURA DE LA OCTOGESIMA SEPTIMA ASAMBLEA ORDINARIA DE LA CEV PRONUNCIADO POR EXCMO. MONS. UBALDO SANTANA SEQUERA ARZOBISPO METROPOLITANO DE MARACAIBO Y PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA


Eminencia,
Exmo. Sr. Nuncio de su Santidad
Hermanos arzobispos y obispos
Queridos sacerdotes, religiosas, religiosas y laicos
Invitados especiales
Representantes de los Medios de Comunicación Social


A.- Introducción
1.-Presento por primera vez este informe ateniéndome a una disposición reglamentaria de la Conferencia Episcopal Venezolana: “Cada año en la Asamblea ordinaria de enero el Presidente presentará al Episcopado un panorama nacional de la Iglesia y del país. Dicho informe será estudiado por la Asamblea, la cual hará un pronunciamiento, cuando lo considere oportuno” 1
2.-Doy gracias al Padre de Nuestro Señor Jesucristo que nos congrega nuevamente como hermanos en esta octogésima séptima edición de nuestra Asamblea Ordinaria a las puertas del año 2007. Venimos impregnados de las fiestas navideñas que hemos compartido con el pueblo creyente. Como cristianos entre los cristianos, hemos profesado nuestra fe en la Encarnación salvadora del Hijo de Dios en el seno de María.
3.-Como pastores del rebaño, al frente del cual hemos sido colocados en calidad de guías y maestros, nos corresponde dar razón de la esperanza que nos habita, compartir “los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo”2, “alegrarnos con los que están alegres y a llorar con los que lloran”3. Con este talante propio de nuestra espiritualidad pastoral reseñaré algunos acontecimientos relevantes del año pasado, presentaré los puntos más importantes de la agenda de nuestra asamblea y abordaré algunas situaciones de la realidad internacional y nacional que nos interpelan y exigen de nosotros posiciones claras y respuestas concretas.
Sigue en:
http://www.cev.org.ve/doc/panorama.pdf


VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.