miércoles, 22 de marzo de 2017

La Red Provida Caracas invita al “Encuentro por la Vida y la Familia



La actividad se realizará el 25 de marzo, partiendo a las 10am con una Caminata desde Plaza Venezuela hasta la Iglesia La Chiquinquirá, donde el Cardenal Urosa presidirá la misa a las 12 del mediodía 

Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic
Red Provida Caracas

Caracas, 22 de marzo de 2017.- El cardenal Jorge Urosa Savino presidirá una misa el sábado 25 de marzo, a partir de las 12 del mediodía, en la Iglesia “Nuestra Señora de Chiquinquirá”, de esta ciudad como parte de las actividades que la Red Provida Caracas junto a otras organizaciones católicas organizan en favor de la vida y de la familia.

De esta manera lo informaron Dianyelin Hidalgo de Velasco, coordinadora de la pastoral familiar, de la Comunidad Carismática Católica “Los Samaritanos”; Grethel de Rodríguez, de la escuela de evangelización de “Los Samaritanos”; la doctora Virginia Rivero, directora del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela; Juan Bueno, del Consejo Arquidiocesano de Laicos de Caracas; y Carolina Dumas de De Los Reyes, todos integrantes de la Red Provida Caracas.

Destacaron que la actividad “se cumplirá en el marco de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, y la invitación ha sido extensiva a todas las parroquias eclesiales, para festejar la grandeza de la Vida y la Familia”.

Informaron que, en esta fecha, “en todo el mundo, las organizaciones Provida se activan para celebrar el Sí de María a la Vida, que es el Sí de la mujer a dar vida y contemplar a la familia como fuente de continuidad y gracia concedida”.

Desde la Red Provida Caracas, se “apuesta por la continuidad, seguridad, solidaridad de las familias venezolanas, al tiempo que se desea asegurar el derecho y respeto de la vida humana”. 

Además, defienden la vida desde el momento de la concepción, así como a la familia -eje fundamental de la sociedad- en su rol de “formadora de hombres y mujeres útiles e imprescindibles para el avance y desarrollo del país”.

Programa del 25 de marzo en Caracas

Primeramente, los organizadores convocan a concentrarse el 25 de marzo desde muy temprano frente a la Torre de Seguros la Previsora en Plaza Venezuela. Desde allí, a las 10:00 am, partirán rumbo a la Iglesia “La Chiquinquirá”.

Durante el recorrido alentarán la defensa la vida en general; el apoyo en favor de los no nacidos; levantarán sus banderas por la familia que tiene como ejemplo la Familia de Nazaret: Jesús, María y José. Pero también expondrán públicamente su rechazo al aborto y otros a temas que pretenden alejar a Dios del seno familiar.

Luego, a las 11 y 15, rezarán el Santo Rosario por los Bebés No Nacidos; también se realizarán Confesiones y Bendición de Vientres. La misa presidida por el cardenal Urosa será a las 12 del mediodía”, informaron.

Los activistas provida sugieren a los participantes “llevar pancartas, afiches realizados en las parroquias con lemas relacionados a la Anunciación del Señor, Vida, Familia, Matrimonio”. 

Así también, propone, “llevar vestimenta fresca, con franelas de color blanco, alusivas al encuentro y/o de sus movimientos parroquiales”.

La Red Provida Caracas es parte del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela. Aunque es la primera vez que se convoca a esta actividad invitando de manera exclusiva a todas las parroquias Caracas, no se descarta la participación de personas provenientes de Guarenas, Los Teques, La Guaira y Los Valles del Tuy.

Finalmente, indicaron que para la misma fecha –antes o después- en varias ciudades de Venezuela, se han programado actividades significativas en pro de la vida y de la familia, incluyendo encuentros, caminatas, conversatorios, esperando la participación de matrimonios, familias enteras, jóvenes, estudiantes, religiosas y laicos comprometidos.




martes, 21 de marzo de 2017

Laicado de Caracas rezó por las necesidades materiales y espirituales de Venezuela


Católicos procedentes de distintos movimientos de apostolado se congregaron en la Iglesia de Chacao para pedir por Venezuela, especialmente por los más necesitados


Ramón Antonio Pérez // @GuardianCatolic


Más Fotos en Facebook


Caracas, 21 de marzo de 2017.- “Cualquier bautizado, sea sacerdote, religioso o laico, debe comprender que sólo unido íntimamente a Jesucristo, como los sarmientos a la vid, puede producir frutos”, dijo monseñor Tulio Luis Ramírez Padilla, el pasado 18 de marzo en la Iglesia “San José” de Chacao, durante la jornada de oración por la paz y las necesidades materiales y espirituales de Venezuela, convocada por el Consejo Arquidiocesano de Laicos –CAL- de Caracas.


Monseñor Tulio Ramírez con base en el decreto Apostolicam actuositatem, sobre el Apostolado de los laicos, y recogido en el Concilio Vaticano II, dijo que “Cristo es la fuente y origen de todo el apostolado de la Iglesia, es evidente que la fecundidad del apostolado de los laicos depende de su unión vital con Cristo” (AA 4).


El obispo auxiliar de Caracas, agregó en su mensaje: “Los medios técnicos y los recursos económicos, aunque pueden ser útiles para el apostolado, son completamente insuficientes si los que anuncian a Cristo no viven unidos a Él”. 


De igual manera, retrató la realidad venezolana considerándola como “otra exigencia del anuncio de la fe”, vinculada a la caridad. 

Donde haya hombres que carecen de comida y bebida, de vestidos, de hogar, de medicinas, de trabajo, de instrucción, de los medios necesarios para llevar una vida verdaderamente humana, que se ven afligidos por las calamidades o por a falta de salud, que sufren en el destierro o en la cárcel, allí debe buscarlos y encontrarlos la caridad cristiana”, dijo el Prelado.

Rezando por las necesidades de Venezuela

Padre Juan cxarlos Benitez, párroco de la Iglesia San José de Chacao, en la Arquidiócesis de Caracas.


  El padre Juan Carlos Benítez, párroco de San José de Chacao, dio la bienvenida a los asistentes, acompañándolos a lo largo de la jornada y dirigiendo algunas actividades. 

A las 9 de la mañana se hizo el Rezo de la Coronilla de la Misericordia para dar inició a la jornada, intercalando varias actividades para extenderse hasta las 12 del mediodía.


José Manuel López, presidente de la CAL, también pronunció unas breves palabras de bienvenida en compañía de los líderes laicales: Iraima de Meneses, vice presidenta y representante de Proyecto Sembradores; Carlos Yépez Muñoz, secretario y miembro de los Cursillistas y Margarita Alfaro, tesorera y delegada de la Comunidad los Samaritanos. Así así como sus directores: Tibisay Landaeta, delegada del Arciprestazgo de Chacao y Juan Leonardo Bueno, de Lazos de Amor Mariano.

Renovación de las promesas bautismales



Desde las 9:35, aproximadamente, con base en la lectura del Libro de Isaías (58, 1-9), se comenzó a dirigir la reflexión del día, convertida posteriormente en la puesta en común propia de la Lectio Divina, una metodología de reflexión y oración a partir del texto bíblico utilizado y que los católicos practican desde los primeros años del cristianismo.  


Se produjo un intercambio de reflexiones en la que algunos de los asistentes expresaron también sus testimonios y experiencias, encaminadas al afianzamiento del compromiso cristiano, especialmente, para llevar el mensaje de amor y solidaridad hacia los venezolanos más necesitados.


El padre Juan Carlos Benítez, también habló del amor maternal de la Virgen de Coromoto, y ese mandato que le dio a los indígenas de la tribu Corpes de “ir a donde los hombres blancos para recibir el bautismo”. Con ello, el sacerdote bendijo el agua y procedió a renovar las promesas bautismales de los asistentes. Recorrió el templo y asperjó con el agua bendita a los asistentes que, con piedad, se santiguaban. 


Exposición del Santísimo Sacramento





A partir de las 11 de la mañana, se cumplió una Hora Santa en la que fue expuesto Jesús Sacramentado para su adoración. En este lapso fueron presentadas ante Dios, las necesidades de los enfermos, los niños, jóvenes, mujeres y demás sectores del país. 


Aproximadamente, a las 11 y 50 de la mañana, monseñor Tulio Ramírez encabezó la Oración de Consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento. La animación de esta jornada correspondió al ministerio de música de la Renovación Carismática Católica de Caracas, a cargo de su directivo Marcos Oropeza.









lunes, 20 de marzo de 2017

Venezuela: Iglesia pide investigar hallazgo de fosa común en cárcel





Mar 20, 2017


Cierro los ojos y todavía escucho los gritos. No podíamos dormir, allí sabías cuando te acostabas pero no si ibas a despertarte con vida”. Así describió los días de terror que vivió un preso sobreviviente de la Penitenciaria General de Venezuela y del régimen impuesto por los pranes –líderes negativos- que decidían quien o no podía vivir.


El testimonio es reproducido por el portal una Ventana a la Libertad, organización que defiende los derechos de los privados de libertad en el país sudamericano. “Muchos de mis compañeros están mutilados: les cortaban las manos, dedos y pies, ellos los castigaban si consideraban que se habían ‘comido la luz’ o irrespetado sus normas”, relató.


Pero el horror vivido por este venezolano, tal vez solo tenga comparación con el destino que corrió una cantidad indeterminada de sus compañeros, cuyas osamentas continúan apareciendo en los espacios de la PGV, catalogada entre las cárceles más peligrosas del país, en San Juan de los Morros (Guárico). 


Los hechos.- La noticia se conoció luego de una requisa efectuada el jueves 9 de marzo, cuando en una caballeriza de este penal fue descubierta la fosa común conteniendo los restos de tres presuntos privados de libertad. Las cifras y las posibles razones de los fallecimientos no están claras, por el contrario, con los días han aumentaron las apariciones de cuerpos mutilados. 


El viernes 9 de marzo la cifra subió a siete, luego a 14 y puede que llegue a 20, según reconoció la propia ministra para los servicios penitenciarios Iris Varela. “Hasta los momentos se han recuperado 14 cadáveres de los cuales 9 tienen sus cráneos”, dijo el Ministerio Público, confirmando los hallazgos. 


Sin embargo, Carlos Nieto Palma, coordinador de Una Ventana a la Libertad denunció que los fallecidos pudieran llegar a cien. “Todas las fuentes que hemos consultado hablan de la existencia de una fosa común en la que se hallaron restos de más de cien personas”, confirmó en la web de la oenegé.


Iglesia exige se investiguen los hechos 


 Conocidos los hechos, la Conferencia Episcopal Venezolana –CEV-, se mostró “consternada local y nacionalmente ante el hallazgo de osamentas en la PGV”, dijeron mediante un comunicado monseñor Roberto Lückert y el presbítero Saúl Ron Braasch, presidente de la comisión de justicia y paz y vicario de los derechos humanos, respectivamente.


Este terrible descubrimiento, traduce la vulneración a derechos fundamentales como la vida, y la presunción de penas, torturas y tratos crueles e inhumanos y degradantes, que atentan contra la integridad física, psíquica y moral de cualquier ciudadano”, dice la misiva eclesial.


Sostiene el Episcopado que este hecho, sumado a otros similares en la historia reciente de Venezuela y Latinoamérica, “puede quedar ensombrecido por la impunidad que no solo violaría la dignidad de las víctimas fallecidas, sino la de sus familiares que esperan se determine las responsabilidades correspondientes”.


¿Varias fosas comunes?



Sobre estos hechos han comenzado a surgir testimonios aunque protegidos en el anonimato para evitar represalias, bien sea por parte del Estado o por los grupos delictivos. 

Es así como familiares de algunos reclusos aseguraron al diario El Nacional que “hay más cuerpos en los pabellones y otras áreas del penal”. Incluso, Ana María Estrada, quiere saber si su hijo -que fue decapitado por los enemigos del pran de la PGV-, está en alguna fosa común.


Igualmente existen casi treinta denuncias recabadas por Yilman Red. Indicó que la mayoría de los familiares recibió llamadas anónimas, notificándoles que los reclusos fueron objeto de torturas y luego asesinados. La razón principal de las presuntas muertes: no haber pagado la causa, es decir, la protección de sus vidas al pran del recinto carcelario.


Petición de la CEV.- En trabajos publicados el año pasado por Aleteia se dio cuenta de una situación de presos enfermos por tuberculosis, cuyo destino final se desconoce; así también, se publicó la “Alarma, estupor y angustia”, que estas enfermedades generaron en la población reclusa y sus familiares, lo cual también fue denunciado por los obispos católicos de Venezuela.  


Ante estos hechos, la Iglesia ratifica su petición al Poder Público Venezolano en todas sus instancias: “se avoque urgente, diligente, efectiva y sin retardo a las investigaciones pertinentes que conduzcan al esclarecimiento de la verdad”; y “garantizar la integridad y la dignidad de los privados y privadas de libertad, para que no se repita una lamentable tragedia como esta”.






VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.